Observatorio Astronómico

"Przybyl - Severín - Amigos de Urania"

(EESO N° 428 Luisa R. de Barreiro)

"El Hombre roba aquí su secreto a las Estrellas"

2 de Diciembre de 1977

Semana Mundial del Espacio.

El 4 de octubre de 1857 fue puesto en órbita el primer satélite artificial, el Sputnik 1, por la Unión Soviética. Diez años más tarde entro en vigencia el Tratado sobre los principios que deben regir las actividades de los Estados en la exploración y utilización del espacio ultraterrestre, incluso la Luna y otros cuerpos celestes. Estos dos hechos hicieron que la ONU por resolución de la Asamblea General decretara que cada año entre el 4 y el 10 de octubre de cada año se celebre la Semana Internacional del Espacio.

De esta festividad internacional participamos cientos de Observatorios, Organizaciones no Gubernamentales y Gubernamentales difundiendo el conocimiento sobre ciencias espaciales.

Nuestro país tiene una importante tradición en la exploración espacial desde la década del 60 con el lanzamiento al espacio del monito Juan, el primer "astronauta" argentino, hasta el SAOCOM 1 (Satélite de Observación por Microondas) puesto en órbita el 2018. Los satélites de investigación de Argentina son controlados desde Estación Terrena que se encuentra en el Centro Espacial Teófilo Tabanera a 30 km de la ciudad de Córdoba.

Para que puedas unirte a la Semana Mundial del Espacio te dejamos el link oficial para que puedas ver cuales son las actividades previstas para tu ciudad: https://www.worldspaceweek.org/events/event-map/?whichYear=2019



Alerta Observacional LIADA


Planetas fuera de nuestro Sistema Solar

Para definir un planeta podemos decir que es un cuerpo que orbita una estrella; que es lo suficientemente masivo para tener forma esférica y poder despejar de desechos el área de su disco protoplanetario, punto que los diferencia de los planetas enanos.

No hace muchas décadas se especulaba con la existencia otros mundos, pero su observación parecía un reto, que solo podía resolver la ciencia ficción. Sin embargo esta situación cambió en el año 1992 cuando dos astrofísicos Aleksander Wolszczan y Dale Frale descubrieron tres planetas extrasolares, orbitando el púlsar PDR1257+12 a 2.300 años luz en la constelación de Virgo.

Tres años más tarde, en 1995, se encontró el primer planeta orbitando una estrella “normal”, la 51 Pegasi. El planeta 51 Pagasi b tiene la mitad de la masa joviana y se encuentra muy cerca de su estrella. Desde esta fecha se han descubierto gran cantidad de exoplanetas, mostrando que la existencia de cuerpos planetarios es normal y no la excepción como se creía décadas atrás.

La importancia de conocer planetas extrasolares radica en que nos permiten entender cómo se formó nuestro propio Sistema Solar. El camino de encontrar estos objetos, nos permitió localizar cientos de discos protoplanetarios, que son regiones de gas y polvo orbitando alrededor de estrellas jóvenes. Por su estudio suponemos que las partículas del disco empiezan a colapsar por efecto de la gravedad, conformando corpúsculos cada vez mayores hasta formar planetoides. Tras muchos millones de años estos planetoides juntan masa suficiente para ser considerados planetas.

La gran mayoría de los planetas descubiertos fuera del Sistema Solar, son gigantes gaseosos del tamaño de Júpiter o mayores. Pero con el mejoramiento de las técnicas de observación se han empezado a encontrar cuerpos menores del tipo terrestre de composición rocosa, y algunos se encuentran a una distancia tal de su estrella que hacen esperable encontrar agua en estado líquido. Elemento que consideramos esencial para el desarrollo de la vida tal cual la conocemos.

Las nuevas observaciones nos permiten encontrar una gran diversidad de planetas. Algunos en cúmulos estelares, estrellas muy pequeñas y mucho más antiguas que el Sol, orbitando sistemas binarios, etc. Por ejemplo Alfa Centauri es un sistema compuesto por tres estrellas, ubicado en la constelación del Centauro, visible en los cielos del Sur. Dos de ellas conforman un sistema binario, mientras una tercera (Próxima Centauri) orbita alrededor de ambas siendo a su vez orbitada por un planeta llamado Próxima b.

Próxima b es algo mayor a la Tierra, orbita su estrella cada 11 días y se encuentra en la zona de habitabilidad. Sin embargo el planeta le muestra siempre la misma cara a su sol, por lo cual es un planeta extremo, en la parte donde es de día las temperaturas son extremadamente altas y en la otra mitad muy bajas. Otra característica que lo hace poco amigable a la vida es su estrella, la cual es inestable con emisiones de rayos X.

Si bien aún no hemos podido encontrar planetas como el nuestro, sobemos que hay un gran ecosistema planetario en el universo, y por lo tanto es cuestión de tiempo para que encontremos planetas como la Tierra. La pregunta que deberíamos hacernos es, ¿Tendrán vida inteligente en ellos?.

Órbitas de las diferentes familias de asteroides NEA.

Asteroide perteneciente a la familia Amor.

Un Asteroide se acerca a la Tierra.

El asteroide se denomina 2000 QWZ, se aproximará al nuestro planeta a una distancia de 5.300.000 km el 14 de Setiembre de 2019. Esta distancia representa catorce veces la distancia entre la Tierra y la Luna.

El objeto tiene un diámetro de 370 metros y recorre el espacio a una velocidad de 23.000 km por hora. Su tamaño no es tan grande si tomamos en cuenta que el asteroide que causó la extinción masiva del cretácico tenía un diámetro aproximado de 10km, según algunas estimaciones realizadas a partir del cráter de impacto.

Los NEA (Near Earth Objects) u objetos cercanos a la Tierra por sus siglas en Inglés, son cuerpos que se encuentran próximos a la Tierra por lo cual pueden ser un potencial riesgo de impacto. Los mismos son pertenecientes al cinturón de asteroides, que se encuentran entre Marte y Júpiter. Suelen tener órbitas menores a 1.3 UA (Unidades Astronómicas).

Estos objetos se agrupan en familias que reúnen a cuerpos con un origen común, características de composición similares y se mueven en órbitas cercanas entre sí. Esto se debe a que muchas veces se forman de un mismo cuerpo matriz que se rompe por la acción de un impacto. Entre los asteroides podemos encontrar tres familias principales Amor, Apolo y Atenas, desde los más alejados a los más cercanos a nuestro planeta.

De acuerdo a la información publicada por NASA y ESA (Agencia Espacial Europea), el 2000QWZ forma parte del grupo amor. Dependiendo de su órbita algunos, elementos de esta familia, pueden considerarse NEA. Pero debemos destacar que el riesgo de impacto es bajo dado que se encuentran relativamente alejados de la Tierra.

Este asteroide no será visible desde nuestro planeta.

El 2000WQZ fue descubierto en el año 2000 y no representa ningún riesgo de impacto con el planeta Tierra. Según lo determina la ESA que posee programas de seguimientos de estos objetos que ponen en riesgo a nuestro planeta.

Fuente: http://neo.ssa.esa.int/ search-for-asteroids sum=1&des=467317%202000QW

Noches Galileanas en Rafaela.

El Observatorio Astronómico de la Escuela Luisa R. de Barreiro y la Universidad Católica de Santiago del Estero (DAR) y junto con el Museo Histórico Municipal de Rafaela y el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva, organizan la charla “La Frontera final” dictada por el Dr. Roberto Aquilano (Astrofísico).

La misma se llevará a cabo el miércoles 14 de Agosto a las 19.00 en el marco de las actividades de “Noches Galilanas” en el Museo Histórico de la ciudad de Rafaela ubicado en 9 de Julio y Bv. Santa Fe.

Luego de la charla se realizarán observaciones astronómicas en la Plaza 25 de Mayo, las mismas estarán coordinadas por aficionados del Centro de Observadores del Espacio (CODE) de la ciudad de Santa Fe. Siempre sujeto a las condiciones climáticas imperantes en el momento.

La actividad es libre y gratuita.

Inscripciones a la chala en el link a continuación: https://forms.gle/QundohkWrNDh9EH58



Imagen 1: Mapa de la esfera celeste.

Imagen 2: Zona del planeta donde se podrán observar las Perseidas.

Se pronostica lluvia de estrellas fugaces del 11 al 13 de Agosto.

En agosto se produce una lluvia de estrellas denominada Perseidas, aunque nuestros abuelos las llamaban lágrimas de San Lorenzo, dado que se producen cerca de su día santoral.

Lo que sucede, en realidad, es que la Tierra atraviesa entre el mes de Julio y Agosto la órbita del cometa Swift-Tuttle, y los restos dejado por dicho cuerpo celeste ingresan a la atmósfera generando lo que se denomina vulgarmente lluvia de estrellas. Esas partículas en fricción con la atmósfera se calientan produciendo una incandescencia, lo que las hace dejar un rastro mientras se queman.

Entre el 11 y el 13 de agosto se producirá el máximo de este fenómeno, si en esa fecha dirigimos nuestra vista a la constelación de Perseo podremos observar muchas partículas ingresando a la atmósfera. Si prestamos atención veremos que dichas “estrellas fugaces” nacen desde un mismo punto o región de la esfera celeste.

Para observarlas es necesario alejarse de las áreas urbanas y buscar un campo visual despejado sin objetos, aconsejamos a los observadores que lleven sillones cómodos para poder recostarse y observar el cielo con la mayor comodidad posible.


VID-20190807-WA0078.mp4

Conjunción de Júpiter y la Luna

Impacto en Júpiter

El 7 de Agosto de 2019 el astrónomo aficionado, Ethan Chappel, captó con su cámara lo que parece ser el impacto de un asteroide sobre la atmósfera juviana. El suceso fue registrado con un telescopio Celestron C8 HD con una cámara ZWO con una lente de Barlow y un filtro rojo según informó el Radio Compacto Informativo Astronomico, poducido desde Uruguay.


Dado que la gran masa de Júpiter es relativamente usual que sea impactado por cuerpos que viajan por el Sistema Solar. En 1994 el gigante gaseoso fue golpeado por el cometa Shoemaker-Levy 9 (SL9).


El cometa fragmentado dejó grandes huellas al chocar con la atmósfera del planeta, posiblemente el descubrimiento de Chappel no muestre ningún tipo de rastros, debido a que el cuerpo es mucho más pequeño que el SL9. Recomendamos a los aficionados realizar un seguimiento observacional del planeta Júpiter.


Hoy la Luna y Júpiter se encontrarán en conjunción, esto significa que ambos cuerpos celestes se verán muy cerca uno del otro sobre la esfera celeste (ver imagen).